5 reglas del Fútbol

Las 5 reglas del Fútbol principales

El fútbol es por mucho el deporte más importante, el más competitivo, del que existen la mayor cantidad de competiciones y se juega en todo el planeta, todos sabemos que es el fútbol y su máxima anotación, el GOOL, se pronuncia igual en todos los idiomas.

A pesar de ser un deporte tan popular, sus reglas de juego son muy simples, y lo que varía según la región y la categoría en la que se juega, es la organización de los enfrentamientos. Si eres una persona que ignora totalmente de que se trata y como funciona, a continuación te explicaremos 5 reglas básicas del fútbol.

5 reglas básicas del fútbol

Las normas y los reglamentos establecidos para el Fútbol, son estudiados, discutidos y dictados por la FIFA, Federación Internacional de Fútbol Asociación.

  • Campo o terreno de juego: el campo de juego es un rectángulo, que tiene una superficie totalmente cubierta de grama, tiene una longitud máxima de 110 metros y mínimo. El rectángulo debe estar correctamente delimitado, al igual que el resto de zonas del campo.
  • Balón o pelota: la FIFA establece que debe tener un peso entre los 410 y 450 gramos, y una circunferencia entre los 68 y 70 centímetros.
  • Duración del encuentro: los encuentros se disputan, en 2 tiempos de 45 minutos cada uno, con un entretiempo o descanso de 15 minutos, a los 45 minutos de juego, el árbitro principal puede agregar unos minutos más, para compensar el tiempo que se usa para hacer los cambios de jugadores, o por alguna falta, lesión o contratiempo que se presente durante los 45 minutos de tiempo reglamentario.
  • Tiempo extra, alargue o prorroga: en los partidos decisivos debe haber un ganador, por lo que si durante los 90 minutos se genera un empate, se procede a jugar 2 tiempos más de 15 minutos cada uno, si durante esta media hora extra no se define un ganador, se procederá a ejecutar la tanda de penales.
  • Jugadores: la cantidad de jugadores puede variar de entre 20 y 25 jugadores por equipo dependiendo de la estrategia del director técnico y los entrenadores, lo que no varía, es la cantidad de jugadores en cancha. Esta debe ser de 11 jugadores por equipo, con un guardameta por equipo y un capitán, al inicio del juego. Los demás jugadores son suplentes. Durante el partido por expulsión un equipo puede quedarse con menos de los 11 jugadores, pero no menos 7.